Razones por las que la gente deja de entrenar

motivacion entrenar

 

 

 

El cuerpo humano no está  preparado para una vida sedentaria. Es más, está demostrado que los que practican deporte regularmente, además de tener más vitalidad y energía (y sobre todo, salud), viven más felices que quien no. Entonces, ¿Por qué no realizamos más? Siempre tenemos excusas, siempre anteponemos otras cosas que hacer al entrenamiento (lo que es el primer error).

Si bien hay cosas que consideramos más importantes, como trabajar, descansar o hacer vida social, éstas las tomamos más en serio por el efecto que nos producen, por sus consecuencias (trabajamos para ganar dinero y poder vivir, descansamos para estar mejor física y anímicamente y poder realizar nuestras actividades, quedamos con pareja o amigos para desarrollar nuestra parte social). Pero, ¿realmente valoramos lo que nos aporta el entrenamiento?

Hemos hablado antes de lo que estaba demostrado, si quizá no lo consideras suficiente beneficio como para tomarlo en serio, te diré más. La gente que hace actividad física de forma habitual vive más, vive mejor, con menos complicaciones. Dicho de otro modo, al realizar ejercicio activamos la hormona de la felicidad, oxitocina, la cual nos ayudará a dar menos importancia a los problemas. Es decir, haciendo deporte estamos logrando vivir mejor, disfrutar más de nuestra vida. Si la última meta de todo el mundo suele ser estar contentos con ellos mismos, con su vida, vivir felices, con el entrenamiento estamos invirtiendo directamente en felicidad.

motivacion entrenar

 

Aún así, la gente sigue teniendo motivos para dejar de lado el entrenamiento, o para no darle tanta importancia. Los más comunes son:

  • No se ven resultados: Entrenar debe entenderse como una forma de vida, y sobre todo como una inversión que nuestro cuerpo agradecerá. Todo beneficio conlleva sacrificio, y si fuese tan fácil estar en forma todo el mundo lo estaría, ¿No crees? Si día a día nos miramos en el espejo, no veremos resultados ya que nuestro cuerpo cambia, pero de forma inapreciable, y nos frustraremos. El mejor truco es hacer una foto de nuestro cuerpo, y después de un espacio de tiempo más o menos largo (como uno o dos meses) entrenando, hacer otra y comparar. Es la mejor forma de ver si avanzamos, y créeme que así sí que lo notarás.
  • No tienen tiempo: Como hemos explicado arriba, anteponemos otras cosas por los beneficios que nos reportan. Cada persona invierte su tiempo esperando que el tiempo invertido sea en beneficio. Esto va muy ligado al motivo de arriba, si en espacio corto no vemos los resultados, pensamos que nuestro tiempo es invertido en nada, y lo dejarás.
  • Cansancio: Detrás de todo entrenamiento debe haber una dieta adecuada a nuestras necesidades físicas, no podemos pretender entrenar con los mismos nutrientes con los que estamos acostumbrados a vivir de forma sedentaria, ya que el esfuerzo que el deporte requiere debe ser alimentado con algo. Si a un coche le pedimos que corra pero no le echamos gasolina, el coche al final terminará parándose. Nuestro cuerpo también necesita combustible, así que procura no cometer este fallo. Se puede comer de forma muy sana, pero dándole al cuerpo lo que necesita.
  • Pérdida de motivación: Para algo estamos aquí, para que esa motivación vuelva. La motivación es el alimento del cerebro, si crees que no puedes hacer algo definitivamente no podrás realizarlo, e igual al contrario. Querer es poder, quizá cuando falte la motivación necesites pensar ¿por qué? estoy haciendo esto. Seguro que encontrarás la razón, y volverás a trabajar en tus objetivos. Visualiza el fin, lo que quieres conseguir, y que no te importen los medios para conseguirlo. Sin esfuerzo, o sin dolor, no hay recompensa.
También te gustará:  Los 20 mejores consejos de motivación

Ver: La motivación que necesitas para romper el gimnasio.

Espero que te haya ayudado, recuerda que en los comentarios puedes contarnos tus experiencias.

Deja un comentario