Por qué tener una vida normal puede perjudicarte

vida-normal

Nuestros padres, nuestros profesores, todos nos dicen lo que debemos hacer, lo que está bien o mal, desde muy pequeños. Tienes que ir al instituto, a la universidad, realizar estudios superiores, formar una familia… Todo muy sencillo.

A fin de cuentas es lo que viene haciendo la gente durante muchísimo tiempo, por lo que es lo común, lo normal. Todo el mundo quiere una vida normal, ¿No?

Con una vida normal me quiero referir a:

  • Ir al colegio o la universidad porque todo el mundo lo hace, porque nos han dicho que es lo mejor que podemos hacer, lo mejor para nosotros.
  • Tener una pareja estable, a más o menos temprana edad, porque todo nuestro alrededor posee una familia, y obviamente queremos la nuestra.
  • Tener un trabajo o estudiar una carrera que nos guste y, que sobre todo, nos pueda mantener durante el resto de nuestra vida. A fin de cuentas, trabajo es dinero, y dinero necesitamos todos.

Es lo que todos queremos, o lo que la gran mayoría al menos. Y también es lo que nos han estado repitiendo desde muy pequeños.

1.- Hacer todo lo que la gente hace es estúpido.

Puede parecer muy drástico, pero pensemos. Nuestros amigos van a la Universidad porque así lo han querido. Si tú realmente quieres estudiar algo, quieres ir a la Universidad porque lo deseas, adelante. Pero si vas porque todo tu alrededor cuando termina el instituto cursa estudios superiores, tienes un problema.

Si la mayoría va por una carretera, a lo mejor existe otro camino mejor, al menos para el destino que buscas. Lo importante es pensar antes de tomar una decisión, y no dejarnos influir por nuestro alrededor. Debes pensar ¿Qué es lo que quiero? en lugar de ¿Qué es lo que me piden/quieren/esperan de mí?

También te gustará:  Cómo es vivir con autismo

2.- Resolver todo temprano no siempre ayuda.

Y con resolver todo temprano me refiero a tomar decisiones que cambiarán nuestra vida, y sobre todo tomarlas cuando tenemos temprana edad. Si tienes 40 años no debes tomar las mismas decisiones que teniendo 20. ¿Por qué a veces nos ocurre?

Un ejemplo sería un joven, de 20 años de edad, que debe decidir entre estudiar o trabajar. Seguramente si empiece a estudiar, estará envidiando a sus amigos, los cuales están trabajando y ganando dinero. Pero si empieza a trabajar, cuando pase el tiempo y tenga 30 años será tarde para comenzar a estudiar de nuevo, y estará envidiando a aquellos que sí estudiaron lo que el no quiso. Sea como sea, está condenado a envidiar algo por lo que parece. La solución de ese joven está en sí mismo, en decidir en base a lo que el quiera.

Bajo mi punto de vista, no hay que acortarse tanto la vida, no hay que tener 20 años y pensar como 40, ni al revés. Para conocer hay que probar, fallar y aprender de los fallos, pero mejor será un fallo habiendo querido cumplir un sueño, que un acierto que no soñamos.

3.- Las oportunidades abundan.

Hay veces que el tren sólo pasa una vez. Pero hay otras muchas veces que el tren tiene una estación en nuestra puerta y pasa todos los días. Todos los días tienes la oportunidad de mejorar como persona, y de mejorar tu vida.

Una oportunidad no es algo que tengas o no tengas. A veces, hay que buscarlas. Hay millones de pequeñas oportunidades a las que todo el mundo podemos acceder todos los días, y todas ellas pueden llevarnos a grandes cosas. El problema es cuando vemos las pequeñas oportunidades como piedras en nuestro camino, como algo con lo que debemos quedarnos porque no sabemos si detrás vendrá otra.

4.- Tener las mismas ventajas que los demás no nos aventaja.

Y con esto vuelvo al primer punto, si seguimos todos la misma carretera, acabaremos todos en el mismo sitio. Seguir a la mayoría te dará las mismas oportunidades que ellos tienen.

También te gustará:  Cómo estar siempre motivado

Si quieres conseguir mejorar tu vida, debes pensar por ti mismo, y quizá tomes decisiones que los demás no tomarían. Para ganar, siempre hay que arriesgar, y tomar riesgos es algo que no todo el mundo está dispuesto a hacer. Si eres el primero en tomarlos, eso sí te dará una ventaja. Para bien o para mal.

 

Deja un comentario