20 frases que alguien con depresión no debería escuchar

chica-depresion

¿Por qué la gente no es simpática con sus amigos o familiares cuando sufren depresión? La razón principal es que esa depresión es realmente difícil de comprender. Otra razón es que hay un gran prejuicio ante estar deprimido, o tener depresión. Aunque vivamos en una sociedad donde todo parece incumbir a temas como hacer las cosas bien y sentirnos motivados, comernos el mundo, no queremos ser recordados en el otro lado. Queremos olvidar que la depresión existe. Una persona con cáncer será mucho más apoyada que otra con depresión (No son los mismos problemas, pero la depresión también es un gran bache).

Es peor aún cuando amigos y conocidos nos dan consejo que no ayuda. El factor triste es que esas opiniones reflejan una aparente ignorancia ante esta debilidad mental. No, la depresión no fue inventada por grandes farmacéuticas, como muchos conspiran. Este problema afecta a 350 millones de personas en todo el mundo, y causa mucho sufrimiento hasta el punto extremo de muerte por suicidio. (Parece drástico, pero es real y seguro que has conocido o escuchado de algún caso). El factor alarmante es que menos del 50% de los pacientes buscarán tratamiento, bien por ignorancia de su problema, por apatía o por simples prejuicios.

Aquí hay 20 consejos que son valiosos cuando intentas ayudar a alguien con depresión. No uses estas frases si intentas ser simpático. Pueden tener el efecto opuesto al deseado.

1. Deberías librarte de ello

Si sufres de depresión, darías envidia a todo el mundo si pudieses liberarte de ella cuando quisieras. La depresión no es un problema temporal en tu escala de felicidad o tristeza. Te debilita hasta el punto que no puedes levantarte por las mañanas. Encontrarás difícil encontrar suficiente energía. La motivación está por debajo de tus necesidades.

Si notas estos síntomas en un amigo, asegúrate de que se diagnostica y se trata. Especialmente si esos sentimientos duran más de dos semanas. Los síntomas variarán enormemente. Puedes encontrar desánimo, falta de apetito, problemas para dormir… Lo importante es diagnosticarlo.

2. Otros están peor que tú, y lo sabes.

Ésto no va a ayudar a una persona a resolver sus problemas! Una persona deprimida necesita otra persona que esté ahí y le apoye. No tienes que decir nada que te avergüence. De todas formas, también puedes decirle a esa persona que puede estar mejor y que estarás ahí para conseguirlo.

3. La vida es difícil.

Esto probablemente reforzará lo mal que se siente la persona deprimida, en vez de ayudarla. Puedes ayudarle más diciendo que sientes empatía por él o ella, y que le ayudarás. El tratamiento puede tener forma de medicina, o psicoterapia.

También te gustará:  6 Preguntas que te ayudarán a tener más tiempo libre

4. Tienes que hacerte con ello.

Ésto envía el mensaje equivocado. Refuerza la sensación de soledad que una persona con depresión siente. La mejor forma de ayudarles es enviándole mensajes o simplemente llamándolos para que sepan que a alguien le importa su problema. Un libro de Susan Serani, llamado Viviendo con Depresión, aporta ejemplos excelentes de formas prácticas para ayudar.

5. Eres demasiado introspectivo.

La implicación aquí es que esa depresión realmente es un problema menor. Irás en un viaje a través de tu mente para ser juez y crítico de ti mismo, cosa que no ayudará para nada. La mejor forma de mostrar afecto y amor es evitar estados como ese, o hará que esa persona se sienta más sólo aún.

6. Eres demasiado sensible.

Esto empequeñece a la persona deprimida porque ellos pensarán que su enfermedad es considerada como una parte de su carácter, de su forma de ser, y nada más. Un remedio mejor sería llevar a esa persona a dar un paseo. Puedes probar y motivarles para salir y hacer algo todos los días.

7. La vida sigue.

Vivir con depresión es como vivir con una pesa de 40 toneladas en tu cabeza – Quieres levantarte y moverte, pero sólo sientes que no puedes” – De una persona anónima sufriendo depresión.

Decirle a un paciente de depresión que la vida sigue parecerá que estás cerrando su problema en un cajón, y cerrándolo. Dará la sensación de que a nadie le importa su enfermedad.

8. Sólo sal y disfruta.

Sugerir tiempos de diversión no ayuda al completo, a no ser que estés preparado para acompañar a tu amigo deprimido y alentarle para que pruebe pequeños pasos cada día. Dar apoyo significa estar ahí, o al menos llamar para recordarle que tiene que hacer “X” hoy y “Y” mañana.

9. El dolor y el sufrimiento es normal.

Una cosa extraña de la depresión es con qué frecuencia la condición es diagnosticada por pacientes experimentando dolores y sufrimientos psíquicos, así como problemas en el estado anímico y la motivación. Aléntale para obtener un diagnóstico y ofrécele tu ayuda.

10. Tienes muchas cosas por las que dar gracias.

El paciente deprimido no querrá escuchar sobre gratitud. Su principal preocupación es que su puro agotamiento y pérdida de interés será permanente. Es siempre una buena idea recordar que un tratamiento puede ser efectivo. La depresión no necesariamente tiene que durar para siempre.

11. Ánimo.

La gente suele darte “Ánimo” para superar tu problema. El efecto será el contrario, hará que el deprimido llore más. Demuestra ánimo y no sólo digas unas palabras que parecen ser mágicas.

12. Eres fuerte, estarás bien.

Sí, algunas personas son fuertes y han hecho frente con abatimiento y desesperación. Si estás deprimido, puedes sentir que tu vida no le importa a nadie. Otra vez, sólo escuchar puede ser muy gratificante para una persona con depresión.

13. Deberías dejar de preocuparte por ti mismo.

Esto sugiere que la persona con depresión es egoísta, y tiene una personalidad débil. Si quieres ayudar, una mejor respuesta será sentarte a su lado y escuchar a los problemas y sentimientos de esa persona.

14. Deberías tomar vitaminas para el estrés.

Una cura temporal, no definitiva. No ayudará. Es mejor buscar un tratamiento de un profesional.

También te gustará:  11 formas de hacer tu cerebro más eficiente

15. Debes llamarme.

Si eres un buen amigo, deberías ser la persona que extienda su mano y mostrarle a él o a ella que realmente te importa. Acuérdate tú de esa persona, pues es lo que más va a agradecer.

16. Debes comprar ropa mejor.

El armario de tu amigo puede parecer un lío, pero no curará su depresión. Ir juntos a una tienda de ropa es una idea mucho mejor.

17. Todo el mundo tiene problemas.

Cuando dices esto, parece que la persona deprimida ha hecho la elección de ser miserable e infeliz. Las comparaciones con el mundo en general no son alentantes. Entiende sus problemas, no los compares.

18. Debes probar con más fuerzas.

Esto no ayudará ni un poquito. La actitud de la familia y amigos cercanos son cruciales para que una persona se recupere de su depresión. Y él sólo es casi imposible que lo haga.

19. Debes estar mejor desde ahora.

La impaciencia es un signo para el deprimido de que nadie entiende por lo que están pasando. Una respuesta con más compasión y sin tiempo límite será mejor.

20. Tendrás que aprender a vivir con ello.

Aprender a vivir con depresión es como adentrarse en un túnel oscuro. Las llamadas observaciones alentadoras sólo hacen que las cosas empeoren. Es mucho mejor seguir los pasos que te dejamos abajo si realmente quieres ayudar.

Qué podemos hacer para ayudar a personas con depresión.

  • Muchos expertos coinciden en que sólo estar ahí y dar apoyo puede ser de gran ayuda.
  • Podemos aprender sobre depresión, sus causas y síntomas, para conocer a fondo la enfermedad.
  • Podemos alentar a la persona con depresión para diagnosticarse y tratarse. Podemos ayudarle con tareas y objetivos día tras día. También podemos recordarles sus tareas. O simplemente podemos llamarles, enviarles un mensaje, demostrar que estás a su lado.
  • Podemos alentarles a unirse a foros con personas con el mismo problema. Es un gran lugar para encontrar apoyo, ya que nada es tan efectivo como haber vivido o estar pasando por lo mismo.
  • Nunca podemos dar la impresión de que es problema del paciente, o criticarlo de alguna forma.
  • Debemos alentarle y supervisar sus rutinas diarias como sus comidas, ejercicios y sueño.
  • Debemos ser capaces de hablarles de temas como suicidio, si es que ellos lo mencionan o crees que se les puede pasar por la cabeza de alguna forma. Lo más importante es demostrar que la solución no es esa, y que hay otras muchas que ofrecerán felicidad.

 

1 Comentario

  1. […] a menudo está ligada a la falta de movimiento físico. Imagina tu estado físico cuando te sientes deprimido, aburrido o desmotivado. No te mueves mucho. Tal vez estás desplomado como una gota, […]

Deja un comentario